CIENCIA 

Día Latinoamericano de la Prevención de Quemaduras en Pediatría

Especialistas del servicio de Quemados del hospital pediátrico “Dr. Avelino Castelán” explicaron que las quemaduras siguen siendo la principal consulta médica, instaron a reforzar los controles para evitar mayores daños físicos causados por la manipulación del fuego y actualmente cuentan con 200 menores de edad atendidos por daños causados por fuego.

Ante cualquier consulta pediátrica, pueden contactarse a los teléfonos del hospital pediátrico “Dr. Avelino Castelán”: 362-4970553 y 362-4452931; o dirigirse hacia el edificio ubicado en la avenida Vélez Sársfield 108. El centro sanitario provincial cuenta con un equipo multidisciplinario compuesto por médicos pediatras, cirujanos plásticos; el servicio de rehabilitación con terapistas ocupacionales, kinesiólogos, y además tiene la ayuda del servicio social, psicólogos y enfermería para garantizar la atención del niño quemado.

El 26 de octubre fue declarado como el Día Latinoamericano de la Prevención de las Quemaduras por decisión de la Federación Latino Americana de Quemaduras (FELAQ) para rendir homenaje a la Fundación del Quemado Fortunato Benaim, creada en Buenos Aires el 26 de octubre de 1981. “En esta fecha lo que buscamos es concientizar tanto a la población como a los profesionales de la salud de que las quemaduras son situaciones o traumas prevenibles”, explicó la jefa del servicio de Quemados del Hospital Pediátrico “Dr. Avelino Castelán”, María del Mar Mora y Araujo.

“El objetivo también es informar sobre las quemaduras más comunes en la zona, muy relacionadas con las costumbres típicas como el mate, el uso de la parrilla o del agua caliente y la cocina con aceite hirviendo”, agregó y señaló que actualmente cuentan con más de 200 niños y niñas que son atendidos por quemaduras que pudieron haber sido prevenidas.

Dentro de los lugares más comunes del hogar donde se producen las quemaduras pediátricas figuran la cocina y el baño. “Las y los niños menor a 4 años, demandan constante observación, los lugares más frecuentes de las lesiones por quemaduras en niños son la cocina que no es un lugar de juego ya que debe ser un lugar seguro y el niño no debe acercarse cuando la persona adulta está cocinando, y el baño que debe ser seguro y evitar que el niño se acerque hasta que se agregue el agua fría, las lesiones dejan secuelas físicas y sociales”, señaló.

Otra situación muy común en la zona son las quemaduras con brasas o carbón, sobre todo en los lugares donde se preparan los alimentos y el niño jugando se acerca hacia el fuego. En dichas situaciones las quemaduras más habituales se registran en pies y manos.

Los chicos más grandes se queman con cohetes y fuego por su capacidad de experimentar con aerosoles. En esos casos se registran quemaduras faciales u otras partes del cuerpo. “Hay alto número de chicos con secuelas producidas por el fuego en manos, pies y rostros y que son totalmente evitable”, señaló la especialista.

Durante la actual pandemia de COVID-19, la mayor cantidad de consultas pediátricas siguieron siendo por quemaduras. “Las quemaduras siguen encabezando las consultas que recibimos en el pediátrico durante la cuarentena y también las lesiones más habituales en niños y niñas. Generalmente se dan por el uso de agua caliente aunque también tuvimos casos de quemaduras por electricidad o brasas en distintas partes del cuerpo”, explicó Mora y Araujo.

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: