EL MUNDO 

Advertencia militar al gobierno de Macron

Menos de tres semanas después de una primera y controvertida misiva, tras la cual los signatarios, mayoritariamente militares, serán sin duda sancionados, el semanario de ultraderecha Valeurs Actuelles, publicó anoche en su sitio un nuevo texto presentado como “otra tribuna castrense” donde los autores acusan al gobierno francés de “hacer concesiones” a los islamistas.

Anónima, sin fuentes, lanzada esta vez —según la revista— por “militares en actividad”, la carta invita a los “ciudadanos franceses que la encuentren a la altura de nuestros desafíos” a sumar sus firmas. Desde que fue publicado, el texto obtuvo más de 90.000 adhesiones.

“Actúen, señoras y señores. Esta vez no se trata de emoción ‘a la carte’, de fórmulas hechas o de mediatización. No se trata de prolongar vuestros mandatos o conquistar otros. Se trata de la supervivencia de nuestro país”, escriben los autores de la misiva, rubricada, según Valeurs Actuelles, por 2000 militares y dirigida al presidente francés, Emmanuel Macron, a los ministros, los parlamentarios y oficiales.

El presidente francés Emmanuel Macron y su esposa Brigitte Macron, en la parte superior, montan guardia el miércoles 5 de mayo de 2021 frente a la tumba de Napoleón Bonaparte durante una ceremonia para conmemorar el bicentenario de la muerte del emperador, en el monumento de Los Inválidos, en París.

Los autores justifican el anonimato con el argumento de haber “entrado recientemente en la carrera” y no poder “reglamentariamente” expresarse “a cara descubierta”.

Identificándose como pertenecientes a la “generación del fuego”, dicen ser hombres y mujeres militares en actividad, de todas las fuerzas armadas, todos los grados y todas las sensibilidades.

“Afganistán, Malí, África Central… muchos de nosotros conocimos el fuego enemigo. También participamos en la operación Centinela”, escriben, refiriéndose al despliegue militar en Francia desde 2015 para prevenir los atentados terroristas.

“Entonces vimos con nuestros propios ojos los suburbios abandonados, los arreglos con la delincuencia. Soportamos los intentos de instrumentalización de varias comunidades religiosas para quienes Francia no significa nada: solo un objeto de sarcasmo, de desprecio e incluso de odio”. Y acusan: “Nuestros camaradas dieron su vida para destruir el islamismo al cual ustedes están haciendo concesiones en nuestro país”.

“Si estalla una guerra civil, el ejército mantendrá el orden en su propio suelo, porque así se le pedirá. Es en sí la definición de una guerra civil”, sentencia la carta.

Como la primera vez, hace 15 días, el texto provocó conmoción en el país, donde muchos lo asimilaron a un intento de putsch. En ese momento, las más altas autoridades del Estado decidieron aplicar pesadas sanciones a aquellos militares que hubieran participado.

Esta vez, como entonces, muchos denunciaron un intento de manipulación de la extrema derecha, sobre todo teniendo en cuenta que el responsable de la publicación es el semanario Valeurs Actuelles, bien conocido por su posición anti-islámica y ultranacionalista.

RESPUESTA POLÍTICA

“¿Publicar una carta anónima es tener coraje?”, se preguntó este lunes el ministro del Interior, Gérald Darmanin en la radio.

“Es inquietante que Valeurs Actuelles lance una petición sin firmas. Es decir, sin que se pueda saber quiénes la apoyan”, denunció por su parte el expresidente socialista François Hollande. “Cuando no hay firmas, no hay texto”, sentenció.

“Es lo contrario de lo que se espera de los militares y, lo que más me choca, es que mancha una parte de nuestras fuerzas armadas”, lamentó a su vez el ministro de Economía, Bruno Le Maire.

“Nuestros jóvenes de 20-22 años arriesgan sus vidas. Pero ellos callan, no dicen nada, tienen las armas en la mano y van a combatir a los islamistas. Ese es el ejército que respeto y quiero. Nada que ver con ese puñado de militares que creyó oportuno, escudándose en el anonimato, desempolvar una retórica de extrema derecha”, declaró, calificando la misiva de “panfleto extremista y anti republicano”.

Ex jefe de Estado Mayor de las fuerzas Armadas, y ex jefe de Estado Mayor particular de los presidentes François Mitterrand y Jacques Chirac, el general Henri Bentégeat, considera que los militares que firmaron ambas peticiones “están siendo completamente manipulados”.

“Probablemente por otros militares, pero que están sobre todo politizados, cuando los jefes militares —incluidos aquellos retirados— no tienen nada que hacer en el debate político público”, afirma. A su juicio, este episodio podría alterar la confianza de los franceses en sus fuerzas armadas: “Es urgente que regresemos a los principios fundamentales de nuestra profesión: la neutralidad política y la lealtad”, afirma.

PRIMERA CARTA

El 21 de abril, Valeurs Actuelles había publicado una primera columna, en la cual “una veintena de generales, un centenar de altos grados y más de mil militares” llamaban a Emmanuel Macron a defender el patriotismo y se declaraban “dispuestos a apoyar políticas que tomaran en cuentan la salvaguarda de la nación”.

En medio del sismo político provocado por la misiva, el primer ministro, Jean Castex, denunció entonces una “iniciativa contraria a todos nuestros principios republicanos” y su “recuperación política inaceptable” por parte de la líder de extrema derecha Marine Le Pen “en particular”, que había llamado a los signatarios a sumarse a las filas de su partido.

La ministra de Defensa, Florence Parly, reclamó en ese momento sanciones contra los firmantes, fueran activos o retirados. Según el general François Lecointre, jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, los primeros podrían ser radiados de oficio y los segundos recibir pesadas sanciones.

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: