PROVINCIALES 

El Juez del Chaco que emitía juicios desde el Paraguay

Juan Manuel Iglesias, presidente del Tribunal Oral Federal de Resistencia. En marzo del 2020, por la pandemia, se fue a Paraguay, donde viven su esposa e hija, desde donde hizo juicios. Regresó la semana pasada y pidió vacunarse contra el coronavirus.
El reglamento dice que los magistrados deben estar a 40 kilómetros de su despacho. Utilizó una licencia especial de la Corte SupremaDurante más de un año un juez federal condenó y absolvió a personas, ordenó detenciones y libertades. Nada extraño en el trabajo de un integrante de un tribunal oral. Pero éste se trata de un caso con particularidades: todo lo hizo desde otro país -cuando la ley establece que los jueces deben estar cerca de sus despachos- y en uso de una licencia especial que dio la Corte Suprema de Justicia de la Nación por la pandemia del coronavirus, pero sin que las autoridades sepan que el juez se había ido a Paraguay.El magistrado es Juan Manuel Iglesias, presidente del Tribunal Oral Federal de Resistencia, en Chaco. Su nombre ya había estado involucrado en otra polémica ya que es uno de los magistrados trasladados que fue objetado por el Consejo de la Magistratura de la Nación y que la Corte Suprema falló en su contra. Infobae se comunicó con el juez para conocer su versión de los hechos pero prefirió no hacer declaraciones.

En marzo del año pasado, Iglesias se fue a Asunción, donde viven su esposa e hija, y trabajó desde allí hasta la semana pasada cuando volvió al país, el 3 de mayo. Su regresó se dio cuando el medio digital nacional Infobae comenzó a indagar en el caso a partir de la información recibida. Y una de las primeras cosas que hizo al regresar fue pedir que lo vacunen contra el coronavirus.

El Reglamento para la Justicia Nacional dice en su artículo 8 que una de las obligaciones de los jueces es “residir en el lugar en que desempeñen sus tareas o dentro de un radio de pronta comunicación que no exceda de 40 kilómetros del mismo” . De Resistencia a Asunción hay 327 kilómetros. El mismo artículo establece que “la Corte Suprema podrá dispensar temporalmente de esta obligación a los magistrados” . Pero Iglesias no cuenta con una resolución del máximo tribunal que lo habilitó a trabajar desde Paraguay.

Fue así que Infobae consultó a 10 jueces federales de distancias instancias y de agrupaciones de magistrados. Pidieron que sus nombres se mantengan en reserva, lo mismo que las fuentes de la justicia de Chaco con las que habló este medio. Todos coincidieron que con la pandemia se pasó a trabajar de manera virtual -mediante plataformas digitales- y que eso permitió cumplir la tarea desde distintos lugares. Pero señalaron que hacerlo desde otro país excede un límite, no solo geográfico.

“Que un juez tenga que estar en su jurisdicción tiene como sentido estar presente ante cualquier urgencia que requiera que rápidamente tenga que estar en su tribunal. Y los tribunales orales tienen, por ejemplo, personas detenidas a su disposición, quienes muchas veces pidan audiencias con los magistrados. Eso se dio mucho durante la pandemia”, resumió uno de los magistrados consultados. “Si estuviese permitido trabajar desde otro país muchos se hubiesen ido a Miami, a Uruguay, a Cancún que es mucho más lindo que donde están. Y encima más de un año” , sostuvo otro.

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: