PROVINCIALES 

Frente Gremial: Ante la inflación la cláusula gatillo reviste importancia

Ante la inflación del mes de abril dada a conocer recientemente por el INDEC –de un 4,1 %-, las entidades sindicales del espacio, ATECH, UTRE CTERA y SADOP, subrayaron “la importancia que reviste en la pauta salarial docente para el presente año la herramienta de la cláusula gatillo, innegociable e irrenunciable tal se planteara desde el principio”.

“Marcando aún la insuficiencia que todo representa en el contexto de grave crisis socioeconómica que golpea a los trabajadores, y en particular a los de la educación, postergados salarialmente de muchos años a esta parte, la docencia chaqueña mayoritariamente ha resuelto toma la última propuesta gubernamental, a través de los canales orgánicos de las entidades del Frente Gremial, el pasado 26 de marzo”, recordaron.
Respecto a esa propuesta enfatizaron que “surgió luego de numerosas marchas multitudinarias desde la organización y la unidad de los educadores chaqueños, a través del espacio, haciendo que el Gobierno se corriera definitivamente de sus dos primeras “ofertas” paupérrimas de 10% y de 12% más montos en negro, con una negativa rotunda a considerar, reconocer y mucho menos pagar la deuda 2020; a fijar piso de pauta para el presente año dirigido en su totalidad al valor del punto, sueldo en blanco, y mucho menos a establecer la cláusula gatillo”.

Agregaron que consistió en “el reconocimiento y pago de la deuda 2020 –si bien no de la manera óptima reclamada- con la creación de una bonificación de 800 puntos que queda definitivamente incorporada al sueldo docente, que se actualiza cada vez que se actualiza el valor del punto, y que una vez cancelada la deuda mencionada a cada docente, igualmente continuará formando parte del salario de cada trabajador de la educación –activos y jubilados-, de lo que se percibieron 500 puntos con marzo, y los 300 restantes para incorporarse con sueldo de agosto, con el reclamo del Frente para el acortamiento de todos los plazos para su pago”.

Agregaron que “por cuerda separada al tema deuda, se estableció un piso de pauta de un 34,6% al valor del punto en su totalidad, más la aplicación de la cláusula gatillo de carácter trimestral, pagándose un 15% con marzo y un 3% con abril; y con el subrayado de que el excedente por inflación del primer trimestre, que resultó ser un 2,6% no se computará para formar parte de la pauta para el segundo trimestre, sino que se computa junto con los 500 puntos pagados desde marzo, a cuenta de la deuda 2020. Por lo que, del mes de abril, de reajuste por inflación hay por corregir –al término del segundo trimestre- un 1,1%, más lo que se deba corregir de desfasaje por inflación de los meses de mayo y junio; razón por la cual la Comisión de Política Salarial debe constituirse nuevamente en el mes de julio a tales fines”.

Respecto a la “cláusula gatillo con la que el Gobierno debe cumplir, como consta en el acta del 26 de marzo, suscripta por las entidades gremiales que hemos tomado la propuesta detallada, los ministros de Hacienda; de Educación; el propio Gobernador de la Provincia, y rubricada por la Dirección Provincial de Trabajo, es la herramienta válida para que los docentes chaqueños no perdamos poder adquisitivo frente a la inflación reinante. Si la inflación del presente año fuera de un 60%, la cláusula gatillo debe garantizar ese piso salarial a cada docente activo y jubilado de la Provincia. Por supuesto que el reclamo incluye no solo el mantenimiento del poder adquisitivo, sino también la recuperación de poder adquisitivo perdido, en 2017, 2018, a lo que el Gobierno había sumado el 2020 con su incumplimiento de la pauta definida para entonces, pero nadie puede desconocer la importancia de la decisión de la mayoría de la docencia de tomar la última propuesta, a través de las entidades del espacio, resaltando la vital importancia de la cláusula gatillo para que la inflación no siga pulverizando los salarios docentes”.

“En el año 2019, los trabajadores de la educación de la Provincia, en el marco de un duro conflicto educativo, viniendo de perder no menos del 50% de los salarios en 2017 y 2018, y convocada por el Frente Gremial ha salido a la calle de manera multitudinaria, logrando entonces impulsado por el espacio, que prosperara un paquete de medidas ante el Gobierno, en el que centralmente se establecía la cláusula gatillo, cláusula con la que se cumplió, siendo el año 2019 el único de los últimos años en el que no solo los docentes no hemos perdido frente a la inflación galopante, sino que hasta hemos ganado dos y tres puntos a la misma, de la mano de la permanentemente reclamada política de recomposición salarial. Está claro que la docencia del Chaco ha internalizado la cláusula gatillo como propia y no está dispuesta a renunciar a ella bajo ningún concepto, debiendo saber el Gobierno que no tiene chances de volver a incumplir con ella”.

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: