SALUD 

Día de Acción por la Salud de la Mujer

El 28 de mayo es el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer y es el primer 28M que Argentina lo celebra con aborto legal.

Luego de su aprobación en diciembre del 2020, la ley 27.610 entró en vigencia en todo el territorio nacional el 24 de enero de 2021. Esta normativa regula el acceso de las personas con capacidad de gestar a la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 inclusive. En caso de superar ese plazo, se puede acceder a un aborto solo si corre peligro la vida o salud de la persona gestante o si el embarazo es producto de una violación.

Asimismo, la ley contempla la objeción de conciencia. En tal caso, el o la profesional de Salud deberá derivar a la paciente para que sea atendida por otro/a profesional, pero no podrá negarse a la realización de la interrupción del embarazo si la vida o salud de la persona gestante está en peligro y requiere atención inmediata.

Repercusiones en América Latina y el Caribe

Argentina es un país impulsor de legislaciones en materia de derechos humanos. En 2010, se convirtió en el primer país de América Latina en aprobar el matrimonio igualitario y, dos años más tarde, estableció el derecho a la identidad de género. Con la ley de la Interrupción Voluntaria del Embarazo no fue la excepción. Dos semanas después de su aprobación en Argentina, el Congreso chileno comenzó el debate por la despenalización del aborto en comisiones. También el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, propuso que las mujeres lleven adelante una consulta popular sobre el tema. Por su parte, el movimiento feminista de la República Dominicana impulsó el reclamo para que se incluyan las tres causales en el Código Penal. De la vereda de enfrente y siguiendo una línea conservadora, Bolsonaro criticó la decisión del país vecino. Y en Honduras, el Congreso blindó la prohibición absoluta del aborto.

En la región, Argentina, Uruguay, Ciudad de México, Cuba, Guyana y Puerto Rico son los únicos lugares donde se permite la interrupción del embarazo.

La ILE y la línea 0800

El Ministerio de Salud argentino aún no cuenta con estadísticas oficiales acerca de la cantidad de IVES que se realizaron en el país desde la promulgación de esta ley. Hasta el momento, se calculaba que se hacían entre 370.000 y 520.000 abortos por año, según las cifras de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Los datos oficiales que se tienen son a través de la línea 0800-222-3444, mediante la cual se informa de manera gratuita y confidencial sobre métodos anticonceptivos, obligaciones del sistema de salud, violencia sexual, asistencia post aborto, interrupción legal del embarazo (ILE), entre otros temas.

De acuerdo al último informe del Ministerio de Salud, durante el período 2010-2020, la línea 0800 recibió alrededor de 80 mil llamados, pero es a partir del 2018 –año en que las calles se tiñeron de verde gracias a los colectivos feministas -que comienza un crecimiento sostenido de consultas por la ILE. Se pasó de 280 llamados registrados en 2017 a 1952 en 2018. En 2019 hubo 3722 llamados y en 2020 10.817 consultas por ILE, que representan el 93,3% de las más de 19.900 consultas asentadas durante ese año.

Desde el 24 de enero de este año -fecha de entrada en vigencia de la ley – y el 28 de febrero se registraron 2.543 secuencias IVE / ILE, lo que representa el 23,5% de consultas respecto del año anterior.

De éstas, el 98% fueron consultas menores a 15 semanas de edad gestacional y el 2% restante fueron consultas de 15 semanas o más.

Lazos de solidaridad

“Como socorristas, tenemos una responsabilidad y un compromiso social con las personas que deciden abortar, y la existencia de la ley no nos hace eludirla”, dice Nadia Mamaní, activista de la Revuelta GBA e integrante de las Socorristas en Red. Las organizaciones que han acompañado a las personas gestantes a abortar continúan su labor aún con la ley ya promulgada: “Sabemos que las personas gestantes siguen sufriendo estigmatizaciones en el sistema de salud público y privado, entonces queremos generarles demandas a este sistema para que asuma lo que les corresponde por ley”.

Ante el colapso sanitario por el Covid-19, afirma que “hay muchas mujeres, varones trans, lesbianas y personas no binarias con capacidad de abortar que deciden no acercarse al sistema de salud por el miedo a contagiarse, por lo que seguimos estando cerca y acompañando esa decisión para que las personas sigan ejerciendo ese derecho que ahora tenemos y antes tomábamos por asalto”.

Con talleres, campañas y asesoramiento telefónico, las Socorristas en Red, así como otras organizaciones, continúan acompañando en el proceso de interrupción voluntaria del embarazo y exigiendo la implementación total de la ley a lo largo de todo el país. Mamaní agrega: “Esta ley es la más colectivamente luchada y deseada, debemos expandirla, cuidarla, abrazarla y hacerla vivir en las instituciones de salud”.

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: