DEPORTES 

El deporte de no pagar el Aporte Solidario de las grandes fortunas

Tenían que pagar y no lo hicieron. Apelaron a un amparo judicial para evitar el impuesto extraordinario a las grandes fortunas. Son alrededor de 400 -sin contar a quienes impulsaron causas que todavía no trascendieron- y un porcentaje mínimo de ellos tiene o tuvo relación con el mundo del deporte. Algunos como protagonistas y otros como empresarios vinculados a ese mundo. Un universo donde es posible acumular riquezas sin techo o generarlas a partir de los contactos. Los hay futbolistas en actividad o retirados. También aparece el técnico de la selección juvenil Sub 15. Integran el grupo polistas y un corredor de rally. En la nómina de AFIP aparece un conocido agente de jugadores, un hombre de medios cuya historia está vinculada a la revista El Gráfico y hasta familiares del presidente del Comité Olímpico Argentino. Componen la minoría exclusiva que cuestiona una ley votada en el Congreso y que atesora patrimonios superiores a los 200 millones de pesos. Son pocos comparados con los más de 10 mil que abonaron el tributo solidario, pero ellos decidieron litigar contra el Estado. Una vez más el ambiente deportivo queda expuesto por temas impositivos y la opacidad que los rodea.

Mario Wainfeld publicó en un documentado artículo el 24 de mayo la nómina de 400 grandes contribuyentes que no pagaron y agregó que quedaría por hacerse un repaso fino “para futuras notas”. Esta pretende ser una, con la mirada enfocada hacia cómo operó el gravamen en una actividad cuya rentabilidad nadie discute. El caso de Carlos Tevez y su negativa a abonar el impuesto por “confiscatorio” fue el primero que trascendió. La causa cayó en el Juzgado Contencioso Administrativo Federal N°4, a cargo de Rita Ailán. Este expediente no estaba en conocimiento de la AFIP por lo que no figura en la nómina de 400 grandes contribuyentes que difundió Página/12. La razón podría ser que se pidiera reserva en el proceso judicial o que no hubiera sido notificada al organismo fiscal que conduce Mercedes Marcó del Pont.

El ídolo boquense no siguió el comportamiento fiscal de su excompañero de Selección nacional: Lionel Messi no sólo pagó el impuesto, sino que deslizó que estaba a favor de un aporte solidario en la revista La Garganta Poderosa en octubre de 2020. En ese momento se discutía el decreto ley 42/2021 que se publicó en el Boletín Oficial el 29 de enero pasado y que alcanzaba a unos 12 mil contribuyentes. El jugador del Barcelona tributa en España y aunque no reside en la Argentina paga impuestos por sus bienes en el país. Se redimió de lo que había sucedido en 2017 cuando el Tribunal Supremo español lo condenó por evasión fiscal. En aquel momento devolvió el dinero reclamado por derechos de imagen no tributados y pagó una fuerte multa, con lo que evitó una condena a prisión junto a su padre.

El polo no podía faltar. Nicolás (primero desde la izquierda), Gonzalo (segundo) y Facundo Pieres (cuarto) no pagaron. (Prensa AAP)
En el fútbol hay otros protagonistas que presentaron amparos en la Justicia Federal. Diego Placente, exjugador de Argentinos Juniors, River y Bayer Leverkusen lo hizo ante el Juzgado Federal N° 5 de María Alejandra Biotti. El actual entrenador del seleccionado Sub 15 argentino tuvo también problemas fiscales en Alemania en 2013. Estuvo detenido 28 días en la ciudad de Colonia por presunta evasión fiscal. Renato Civelli acaba de retirarse del fútbol en Huracán. El defensor surgido en Banfield jugó en el Olympique de Marsella, Lille y Niza de Francia, donde hizo buenos contactos comerciales que le permitieron asociarse a una conocida cadena de panaderías de ese país: Gontran Cherrier. La trajo a la Argentina y según una entrevista que le concedió al diario BAE en julio del 2020, planeaba abrir diez locales más. Cuando el impuesto a las grandes fortunas lo alcanzó, tramitó un recurso que se sigue en el Juzgado Federal N° 10 de Edgardo Walter Lara Correa, según se desprende del listado que surgió de la AFIP.

Christian Bassedas, ex jugador y mánager de Vélez, y de último paso por Olimpia de Paraguay como director deportivo, reclamó ante el Juzgado Federal N° 1 de Enrique Lavié Pico. Además solicitó que la causa fuera reservada para no ser sometida a consulta pública. En su escrito -según el sitio Data Clave- señaló que el tributo del 2% por única vez es “un verdadero impuesto que resulta violatorio de derechos y principios constitucionales como el principio de igualdad, el derecho de propiedad, el principio de no confiscatoriedad y el principio de seguridad jurídica”.

La AFIP llevaría recaudados unos 230 mil millones de pesos sin contar estos casos ni los de un grupo de polistas de La Ellerstina. Del listado del organismo fiscal se desprende que tres de sus jugadores presentaron amparos en la Justicia: son Facundo, Gonzalo y Nicolás Pieres. El equipo es uno de los que tiene más alto handicap (39) en la Argentina. Así como los Pieres son una familia tradicional del polo, los Werthein tienen un dirigente deportivo encumbrado. Gerardo, el presidente del Comité Olímpico Argentino (COA) que se retirará después de los Juegos de Tokio, miembro del COI y máximo dirigente del ENARD. Sus tres primos y socios -Adrián, Daniel y Darío – presentaron recursos en la Justicia para no pagar el impuesto a las grandes fortunas aunque él no está mencionado en el listado de la AFIP.

Civelli (con la camiseta del Lille) jugó casi una década en Francia. (NA)
Los Werthein se definen como el grupo “que se consolidó como uno de los holdings privados de capitales nacionales más importantes de la Argentina, controlado y desarrollado íntegramente por miembros de la familia”. Sus inversiones están diversificadas en varios rubros. Aunque Gerardo aparece en la página oficial del holding como un accionista más, él sostiene que no forma parte “de los mecanismos decisorios del Grupo Werthein, siendo público y notorio que desde hace varios años me dedico a la actividad deportiva”.

Entre los empresarios que frecuentan o frecuentaron el ambiente deportivo y que cuestionaron en la Justicia el pago a la AFIP están el agente de futbolistas Alberto Marcelo Simonian y Constancio Carlos Vigil, exdueño de Editorial Atlántida y vinculado por años a la revista El Gráfico. En la lista de amparos que fueron notificados al fisco aparece el de Luis Pérez Companc, excampeón argentino de rally en 2005 y corredor de las 24 horas de Le Mans en seis ocasiones. Es el hijo de Gregorio, fundador del holding familiar y CEO de la alimenticia Molinos Río de La Plata. Si no fuera porque trascendió mucho más como empresario que como piloto de automovilismo en su juventud, el ítalo-argentino Cristiano Rattazzi podría integrar la nómina de millonarios del deporte que resisten el tributo por vía judicial.

El presidente de Fiat Chrysler Automóviles (FCA) participó en 1969 de las 84 Horas de Nürburgring, en Alemania, donde corrieron los legendarios Torino argentinos. Compartió con apenas 20 años en 1969 un Fiat 125 con Luca di Montezemolo, el expresidente de Ferrari. Un lujo de magnate que a la hora de pagar un tributo solidario en pandemia, ocupa uno de los lugares más altos del podio.

Hasta esta semana prosperaron 4 medidas cautelares y se rechazaron 22. Pero la AFIP continuará disuadiendo a los hombres y mujeres de fortuna que integran su listado y que todavía no pagaron. Resta un número cercano a los 200 que todavía no se sabe si presentaron amparos para no tributar sobre el 2 % de su patrimonio declarado a fines de 2019. Tienen plazo para cumplir con el impuesto hasta el 30 de septiembre. El secretario general de Naciones Unidas, el portugués Antonio Guterres, les pidió a los países que fijen un “impuesto solidario o sobre la riqueza” en este período especial de la historia. No es una ocurrencia exclusiva made in Argentina.

.

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: