NACIONALES 

Cafiero: “Cuando esta pesadilla termine, cada uno tendrá que hacerse cargo

«Llevamos en el gobierno 18 meses y 15 fueron en pandemia. Podríamos hablar de cómo es gobernar en pandemia o de cómo recibimos el Estado en 2019, después de ese ciclo de deuda, fuga y mentira. Pero no lo hacemos porque el peronismo es otra cosa, tenemos una tradición política de mucho coraje, de entender que la sociedad en su conjunto no está para que le pongan excusas, sino para que le resuelvan los problemas cotidianos y los más profundos también”. Con esas palabras el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Santiago Cafiero, se plantó en el Congreso.
En una jornada especial, donde respondió consultas de diferentes legisladores, el jefe de ministros defendió la gestión y dijo: “Cuando esta pesadilla termine, cada uno tendrá que hacerse cargo, y se sabrá quienes escucharon más a los encuestadores que a los epidemiólogos y a los enfermeros». En esa línea, apuntó: “Se sabrá quien escuchó más al marketing político y a los golpes de efecto, que a los que diariamente están en la trinchera salvando la vida de argentinos y argentinas”. Como parte de la sesión informativa especial convocada por el Senado de la Nación, según lo estipula el artículo 101 de la Constitución Nacional, Cafiero habló ante los legisladores y manifestó que “mientras el Presidente lleva adelante la compra de vacunas, la aplicación de políticas públicas para aliviar el impacto de la pandemia y mientras se la juega por salvar la vida de los argentinos y argentinas, la oposición se juega la próxima elección y los medios se juegan el rating. Entonces, tenemos que poner las cartas encima de la mesa”. “Primero se sembraron dudas sobre la vacuna, que no estaba aprobada, que era envenenamiento, que era un envenenamiento masivo lo que se iba a buscar. Después decían que la vacuna no llegaba, que no llegaba a tiempo. Después que la vacunación no se iba a completar porque faltaban los segundos componentes para poder avanzar en cerrar esos ciclos de vacunación. Y ahora hay una obsesión, durante toda la semana, pero también hoy nos despertamos con una obsesión sobre un laboratorio. Parecen más, a fin de cuenta, visitadores médicos, que dirigentes políticos. No es el camino», disparó.

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: