EL MUNDO 

Netenyahu amenazó con un golpe de Estado al nuevo gobierno de Israel

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, amenazó este domingo con promover un golpe de Estado contra la flamante coalición opositora que pone en jaque su poderío construido a lo largo de 12 años de conservadurismo y apartheid contra los palestinos.
En un discurso violento, el aliado de Washington calificó como un «gobierno de izquierda peligroso» al frente opositor que alcanzó la presidencia de su país. Además, no dudó en calificar como el «mayor fraude electoral» en la historia de Israel a la victoria en las urnas de sus oponentes políticos. Los ataques de Israel a Gaza podrían ser declarados crímenes de guerra «Si, Dios no lo quiera, se forma este gobierno, lo derribaremos muy rápidamente», escupió sobre el gobierno que podría concretarse entre este lunes y el miércoles. “Un gobierno basado en un odio abismal está a punto de formarse, no solo hacia el primer ministro sino hacia todos los valores que defendemos. Este es un gobierno que estará indefenso frente a Irán y detendrá el asentamiento en Judea y Samaria ”, dijo también. Sus comentarios llegaron apenas un día después de que el jefe de la agencia de seguridad de Israel, Shin Bet, lanzara una advertencia en relación a que el aumento de la incitación y el discurso de odio en las redes sociales podría conducir a la violencia política. La situación recrudeció en las últimas horas con una manifestación de partidarios de Netanyahu frente a la casa del centrista Yesh Atid, a quien señalan como «traidor» por haberse aliado a un partido de izquierda. En ese marco, lejos de condenar los escraches a sus opositores, Netanyahu consideró que se trata solo de «críticas», al tiempo que deslizó que hay un «esfuerzo por enmarcar la derecha como algo violento y peligroso para la democracia». Netanyahu luego hizo la afirmación infundada de que «somos testigos del mayor fraude electoral en la historia del país y, en mi opinión, de la historia de las democracias». Según informó el portal de noticias Times of Israel, el primer ministro también atacó a Facebook y Twitter después de que algunas figuras de la derecha, incluido su hijo mayor, Yair, tuvieran sus cuentas bloqueadas de forma temporal por haber compartido un afiche de una protesta frente a la casa de la opositora Yamina MK Nir Orbach, la cual incluía su dirección personal. Netanyahu calificó las breves suspensiones como «un intento de silenciar a la derecha». Netanyahu afirmó también que el nuevo gobierno de izquierda no aprobaría ninguna «operación detrás de las líneas enemigas en Irán», después de que se firmara un acuerdo para que Estados Unidos se uniera al acuerdo de 2015 que limita el programa nuclear de Teherán a cambio de un alivio de las sanciones, un acuerdo al que se opone ferozmente el Gobierno primer ministro. No conforme con eso, relacionó a la coalición como «un gobierno de extrema izquierda, un gobierno dependiente de los partidarios del terrorismo». En su ensalada de ataques, se refirió a la Corte Penal Internacional, que podría llegar a investigar posibles crímenes de guerra en los últimos bombardeos a Gaza.

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: