EL MUNDO 

López Obrador admitió la pérdida de dos tercios en Diputados

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, admitió este lunes que tras elecciones distritales y federales de ayer el oficialismo ya no contará con una mayoría calificada en la Cámara de Diputados, pero destacó que se reafirmó en el país «el camino hacia la democracia», a diferencia de «otros tiempos».

«Se reafirmó el camino hacia la democracia, es fundamental que se puedan dirimir las diferencias por la vía electoral por la vía pacífica, ayer (domingo) se dio un paso importantísimo es una elección histórica, han habido pocas elecciones como las de ayer, que fueron libres, limpias, como no sucedía en otros tiempos», dijo el mandatario a la prensa, reportó la agencia Sputnik.

López Obrador reconoció que, a pesar de que se registraron «desaseos, intervenciones e injerencias de autoridades locales», a diferencia de otros tiempos «no intervino el Estado, no fueron elecciones de Estado como las que se llevaban a cabo durante décadas y siglos en México».

El gobernante agradeció que como resultado de la elección «los partidos que simpatizan con el proyecto de transformación que está en marcha van a tener mayoría en la Cámara de Diputados».

El resultado «significa tener garantizado el presupuesto (…), suficiente para los más necesitados, lo más pobres», que reciben pensiones, becas para niños y niñas con discapacidad y 11 millones de estudiantes de familias pobres

Según el Instituto Nacional Electoral (INE) la coalición gobernante perdería algunas decenas de escaños pero obtendría una mayoría simple (la mitad más uno) de entre 265 y 292 bancas de los 500 curules de la Cámara de Diputados.

Sin embargo, perdería algunas decenas de curules y se quedó lejos de la mayoría calificada de dos terceras partes, es decir 360 diputados que necesita para continuar las reformas constitucionales que impulsa, y la coalición opositora «Va por México» aumentó su bancada en cantidad similar, con entre 181 y 213 asientos.

El resultado «significa tener garantizado el presupuesto (…), suficiente para los más necesitados, lo más pobres», que reciben pensiones, becas para niños y niñas con discapacidad y 11 millones de estudiantes de familias pobres, dijo el presidente.

A diferencia de la reformas constitucionales, el presupuesto se aprueba por mayoría simple de la Cámara baja.

El mandatario también elogió la participación de la ciudadanía que según el INE fue de entre 51,7 y 52,5 por ciento, según conteo rápido oficial, superior a la asistencia menor a la mitad que registran en dos décadas las elecciones legislativas y locales intermedias de medio sexenio presidencia

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: