NACIONALES 

Cómo será la nueva etapa para los trenes de cargas

El Ministerio de Transporte rechazó la prórroga de las concesiones ferroviarias de las líneas de carga Sarmiento, Mitre y Roca, tras 30 años de administración con balance negativo, por lo que el Gobierno asumirá el control de esas operaciones.

La decisión fue formalizada por una resolución firmada por su titular, Alexis Guerrera, y en una primera instancia de transición y a partir de 2022, la empresa Trenes Argentinos Cargas pasará a estar a cargo de las operaciones, mientras que la administración de la infraestructura ferroviaria y de la totalidad de los bienes estará a cargo de Trenes Argentinos Infraestructura. Según publica Télam, la cartera de Transporte rechazó el pedido de prórroga contractual efectuado por las empresas Ferroexpreso Pampeano, Nuevo Central Argentino y Ferrosur Roca, asignándole la toma de servicio a Trenes Argentinos Cargas (TAC) en la etapa de transición, para avanzar hacia un modelo de uso abierto con participación público- privada. El Ministerio fundamentó su decisión en el análisis de la Comisión Especial de Renegociación de Contratos de la cartera nacional que concluyó que «las concesiones ferroviarias de cargas arrojan, al cabo de casi 30 años, un balance negativo en términos de estado de la infraestructura» en cuanto a «velocidad y ramales perdidos». Y postuló que la experiencia recogida a través del desempeño de Trenes Argentinos Cargas indicaría que el desarrollo del sistema ferroviario en la Argentina y el incremento de su participación en la matriz modal dependen de una concepción y una administración integral de dicha red. De esa manera, el papel de los actores privados debe circunscribirse a la operación de las cargas que consigan, cuestión en la que su colaboración con el sistema resulta útil y saludable, en atención a su experticia en la gestión comercial, por lo cual recomendaron el rechazo de las solicitudes de prórrogas.

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: