NACIONALES 

Hidrovía; Está en manos del Estado

Este jueves fue publicado el Decreto de Necesidad y Urgencia en el Boletín Oficial que confirma la cesión por un año de la Hidrovía Paraná-Paraguay a la Administración General de Puertos (AGP), que estaba bajo la concesión de la empresa belga Jan de Nul junto a su socio local Emepa.

El decreto fue firmado por el presidente de la Nación, Alberto Fernández; el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Transporte, Alexis Guerrera.

El DNU fue publicado en el Boletín Oficial este jueves 1 de julio. Uno de los artículos modifica la estructura de la AGP y le otorga por el plazo de 12 meses la concesión de la operación para realizar el dragado y el balizamiento. Luego, el propio organismo que depende del Ministerio de Transporte de Nación licitará las obras entre las dragadoras privadas. La concesión será a partir de que venza el plazo establecido por la resolución que extendió el contrato actual por 90 días a Hidrovía S.A., sociedad conformada por el grupo belga Jan de Nul y el holding argentino Emepa S.A.

“Un plazo de duración de DOCE (12) meses a partir de la finalización del plazo establecido por la Resolución N° 129/21 del MINISTERIO DE TRANSPORTE, prorrogable hasta la toma de servicio por parte de quien o quienes resultaren adjudicatarios de la licitación encomendada por el Decreto N° 949/20”, detalla el artículo 3 a.

El otro artículo de la norma es el cobre del peaje a las navieras el peaje por el uso de la Hidrovía. Hasta este momento el concesionario privado era el que cobraba la tarifa y con el nuevo DNU “se le otorga a Transporte la facultad para establecer la base tarifaria y el mecanismo de financiamiento por el sistema tarifa o peaje”. El mismo será percibido por la AGP.

“La base tarifaria y el mecanismo de financiamiento por el sistema tarifa o peaje que percibirá la ADMINISTRACIÓN GENERAL DE PUERTOS SOCIEDAD DEL ESTADO en el marco de la Ley N° 17.520 y sus reglamentaciones, sin perjuicio de las subvenciones, subsidios y/o transferencias de aportes del ESTADO NACIONAL que transitoriamente resulte necesario efectuar, a los fines establecidos en el contrato”, confirma el artículo 3 b.

Actualmente, cerca del 20 por ciento de las ventas argentinas de granos y productos derivados oleaginosos al mundo no se declara en el país y la Hidrovía es el principal canal de esa evasión. El contrabando por agua se hace a través del traspaso de carga desde buques argentinos o puertos no habilitados hacia barcazas cargueras de remolcadores paraguayos. La privatización de los puertos en manos extranjeras facilitan este tipo de pasa mano ilegal, que, en conjunto, representa un monto sub facturado equivalente al ingreso oficial del complejo aceitero y cerealero (unos 21.000 millones de dólares anuales; equivalente a 4,4 puntos del PIB).

El Instituto Argentino para el Desarrollo Económico (IADE), que conduce Marisa Duarte, y Proyecto Económico, a cargo de la economista Fernanda Vallejos, realizaron un demoledor informe, al que tuvo acceso El Destape, sobre la situación de la Hidrovía, en el que revela la pérdida económica que implica tener en poder de empresas privadas el manejo y control de los puertos en aguas argentinas.
El Destape

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: