EL MUNDO 

LA POLLERA Y LA WHIPALA SE RESPETAN

Este domingo se llevaron a cabo las elecciones presidenciales en el Estado Plurinacional de Bolivia, después de que fueran pospuestas en tres ocasiones. Según los datos de la encuesta a boca de urna por parte de la consultora autorizada CISMORI dan una proyección de votos del 53 % para Luis Arce y David Choquehuanca, teniendo casi una diferencia del 20 % de sus principales adversarios (Carlos Mesa y Luis Camacho). Es dable mencionar que por decisión del Tribunal supremo electoral eliminaron el sistema de conteo rápido horitas antes de que se dieran las elecciones. Se espera que hasta el miércoles 21 de octubre se oficialicen los resultados.

Se cumple casi un año del Golpe de Estado. En noviembre de 2019 empezó la noche larga cargada de odio, misoginia, fascismo, sexismo, racismo (colonial) y fundamentalismo religioso. Desde entonces intentaron controlar, también adoctrinar y silenciar lo que no se podía más callar: Bolivia es Plurinacional. En ella habitan las lenguas y las raíces indígenas, originarias, rurales, campesinas, migrantes, afrobolivianas, mestizas. Recordemos que recién en el 2009 se reconoce en igualdad jurídica al resto de los bolivianxs.

¿Se ganó? Sí. ¿Qué se ganó? La democracia que se recuperó. Una democracia que estuvo en jaque y fue devuelta por ese tejido comunitario, territorial, ese instrumento político, cultural, histórico, de quienes subestimaron históricamente.

La comunidad de comunidades trasciende el caudillismo y el republicanismo. Hoy hay un grito que va en camino de esa liberación.

Foto: Chana Mamani

Hoy somos también hijxs y nietxs de esas naciones, que portamos ese pelo, que llevamos apellidos, que hilamos lenguas maternas y las “modernas”, que la cultura nos conecta con esas formas propias, que transformamos esa negación y vergüenza que nos impuso el sistema en orgullo.

Nos miramos desde ese espejo que trasciende las fronteras, atraviesa los Estados – Nación y finalmente es ese amor, nuestro Vivir Bien (suma qamaña). También es en este futuro esa resistencia porque #somos millones y así (pues) nos queremos.

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: