CIENCIA 

El bledo, un alimento ancestral subvalorado que crece por donde caminas

Una de las plantas silvestres que se pueden comer más conocida y abundante es el bledo (Amaranthus retroflexus) o pira. Considerada en muchos países como una mala hierba, pero tiene propiedades medicinales muy buenas y ha formado parte de la cocina tradicional latinoamericana desde la antigüedad.

El origen de esta planta es precolombino (America tropical) y se han encontrado vestigios arqueológicos en civilizaciones que florecieron en Mesoamérica (Aztecas y pre Incas) hace unos 5.000 a 7.000. Su nombre científico es Amaranthus (del griego que no se marchita, símbolo de la inmortalidad y deseos de salud).  La palabra bledo es de origen latín “blitum” y, este a su vez del griego “bliton” que significa “insípido” sin sabor o sin interés.

Valor nutritivo:

Posee una composición química útil para servir en la nutrición humana tal y como si se tratase de un cereal. Su contenido en proteínas y el aminoácido esencial lisina es bastante alta, cosa que en los cereales convencionales suele estar bajo.

Se le llama bledo a la hoja de esta planta y amaranto a su semilla; Es un producto muy completo, pues es fuente de proteínas (16%), sobre un valor proteico ideal de cien, el amaranto tiene 75; La leche vacuna, 72; La soya, 68; El trigo, 60; Y el maíz, 44.

Contiene un excelente balance de aminoácidos, minerales y vitaminas A, B, C (más que la naranja), B1, B2, B3. Es rico en ácido fólico, niacina, calcio, hierro y fósforo. Además, tiene alto contenido calórico, carbohidratos, fibras (más que el maíz, arroz y trigo), sales minerales y flavonoides antioxidantes. El componente principal del amaranto es el almidón, que representa entre 50% y 60% de su peso seco, lo que facilita su digestión.

Los tallos poseen una cantidad más rica de hierro. Para consumir el bledo se recomienda comer las 4 o 6 hojas que tiene en la parte superior del tallo, dado que las más bajas son de textura leñosa y de sabor amargo.

La semilla tiene tan sólo 1 mm de diámetro y es rica en lisina (aminoácido presente en carnes, pescado y huevo). La importancia de esta semilla es la cantidad buena de glúcidos y proteínas que posee.

No posee gluten, por lo cual puede ser consumido por los celiacos.

Propiedades fitoterapeuticas:

Se puede preparar un té con las hojas y posee un efecto calmante y astringente. También puede servir para eliminar las llagas de la boca que están inflamadas. En baños puedes utilizar las hojas del bledo para bajar la fiebre.

Para las mujeres con menstruación muy copiosa, pueden utilizar el bledo para reducirla.

También sirve para tratar diarrea y hemorragia intestinal; Por lo general, dado que tiene un alto contenido en potasio y fibra ayuda al tránsito intestinal.

Es excelente en cuanto a la participación de desintoxicación del organismo. También se utiliza la infusión para hacer gárgaras y aliviar la garganta irritada.

Si se desea eliminar parásitos se recomienda consumir sus hojas secas en infusión, consumiéndola en ayunas y antes de dormir.

Si deseas sus beneficios para oxigenar de las neuronas cerebrales y el mejorar la actividad, utiliza las hojas frescas y secas; Consumir una infusión diaria en ayunas.

Uso gastronómico:

Son parecidas a las espinacas y sirven para cocinarse hervidas, sofritas o incluso crudas en la ensalada. También para hacer tortillas de huevo, guisarlas con arroz y legumbres o incluso hacer croquetas. Las semillas también son comestibles y pueden ser ingeridas tanto crudas como tostadas. Para sustituir el cereal se puede moler en polvo. Sirve para hacer panes y actuar de espesante. Si las tuestas antes de molerlas, el sabor mejor bastante.

A pesar de lo que mucha gente piensa, no es tóxico. Pero se debe tirar el agua con que se cuece, porque, como las espinacas, contiene oxalatos solubles que no se deben ingerir en exceso, porque afectan los riñones (los cálculos renales más frecuentes son de oxalato de calcio) y las articulaciones.

Fuente: Diario21

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: