EL MUNDO 

Activista saudita por los derechos de las mujeres apelará su sentencia

La militante saudita por los derechos de las mujeresLujain al Hazlul, apelará la sentencia a cinco años y ocho meses de cárcel por cargos de «terrorismo» que le fue impuesta el lunes por un tribunal de su país, informó este martes su familia.

«Tras casi tres años de detención arbitraria, tortura, encarcelamiento en aislamiento, ahora la sentencian y la tildan de terrorista. Lujain apelará la sentencia y pedirá otra investigación por torturas», escribió su hermana Lina al Hazlul en su cuenta de Twitter.

Un tribunal indicó en su veredicto que la activista es culpable de actos contemplados en la ley antiterrorista, entre los que se cuentan «beneficiar una agenda externa» con el objetivo de «dañar el orden público», además de intentar derrocar el sistema de Gobierno en el país, informó la agencia de noticias Europa Press.

El tribunal recalcó que Al Hazlul confesó «sin coacciones» y agregó que dos años y diez meses de la condena quedan suspendidos, debido a que es el periodo que lleva encarcelada, si bien tendría que cumplirlos en caso de que «cometa otros crímenes» durante los próximos tres años.

El veredicto fue emitido menos de una semana después de que el tribunal desestimara las acusaciones de tortura presentadas por la activista, según confirmó su familia.

El tribunal esgrimió que los informes médicos, las imágenes de las cámaras de vigilancia y los testimonios de testigos invalidaban las alegaciones de la detenida.

La directora de Amnistía Internacional (AI) para Medio Oriente y Norte de África, Heba Morayef, dijo que Al Hazlul «es una defensora de los Derechos Humanos valiente, cuyo activismo pacífico junto a otros valientes activistas generó importantes cambios sociales en Arabia Saudita».

«Esta sentencia, pese a estar suspendida parcialmente, muestra aún la crueldad de las autoridades sauditas hacia una de sus mujeres más valientes, que se atrevió a hablar sobre sus sueños» para un mejor país, agregó Morayef.

Dijo que en AI están «extremadamente preocupados por su bienestar y seguridad y reiteramos nuestros llamamientos para su liberación inmediata e incondicional».

Por último, reclamó igualmente la liberación «inmediata e incondicional» de todos los activistas sauditas detenidos en el país, así como la retirada de cargos contra los trece activistas que están siendo juzgados por defender los derechos de las mujeres en el país.

Al Hazlul, de 31 años, fue detenida en mayo de 2018 junto con otras activistas que hacían campaña por el derecho de las mujeres a conducir en el reino, un derecho que fue garantizado un mes más tarde, y fueron acusadas ante un tribunal de delitos de terrorismo.

Las autoridades sauditas enviaron en noviembre ante un tribunal antiterrorista a la destacada activista, que mantuvo durante su detención varias huelgas de hambre, la última de ellas entre octubre y noviembre para denunciar la ausencia de contactos con su familia.

El Comité sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de Naciones Unidas reclamó a principios de noviembre a las autoridades sauditas que liberaran a la activista y pidió a Riad que garantice sus derechos a la vida, la salud, la libertad y la seguridad.

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: