SOCIEDAD 

Ley de talles: vestirte sigue siendo una odisea

Hacía falta crear una norma como la ley de talles para que todos encontremos prendas acordes a nuestro cuerpo? Suena algo difícil de creer, pero sí. “Nuestra lucha constante es contra la cultura de normalización de cuerpos que hace que las marcas de Argentina no vistan al 70% de la población”, explicó Mercedes Estruch.

A pesar de que la ley se haya sancionado en el 2019, la ley de talles se reglamentó el pasado 9 de junio en el Boletín Oficial. Un dato negativo para la cuestión es que los resultados de mapeo de discriminación del INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) del año pasado colocan en segundo lugar a la fobia física. Aunque deberían ser las grandes marcas las que tienen que dar el ejemplo en demostrar que una remera talle “XXXL” no es un talle especial, son los pequeños emprendimientos de ropa de venta por internet los que se adelantan al cambio. “Nos alegra ver que en las redes sociales se promueva la incorporación de talles más grandes”, comentó Estruch.
“En la última década, la demanda de la industria de la moda para ampliar su gama de formas y colores ha crecido debido al activismo de la «positividad corporal» y al objetivo de eliminar la idea de la blancura como un estándar de belleza global, pero aún así hay talles que no se fabrican”, confesó Mercedes.
Sobre el control de la ley de talles, Mercedes contó que va a haber paciencia por parte de las organizaciones sociales. “Va a haber un par de temporadas para que la industria se adapte, no va a haber presión de ningún tipo. Va a llevar tiempo”, agregó, al tiempo que resaltó que en las vidrieras ya hay banners con fotos de modelos de todo tipo de peso. Sin embargo, en contrapartida muchas marcas lanzaron el talle denominado “único” en prendas. ¿El top? Algo apretado, pero elástico. ¿Los vestidos? Están un poco rígidos en mi caja torácica, pero puedo arreglármelas. ¿La pollera? Oh, qué excelente, ni siquiera puedo ponerlo sobre mis caderas. Eso no es satisfacer al cliente.

Te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: